La triste historia de don Francisco con cinco años viviendo en un basurero convertido en una casa